Club de Fútbol Correcaminos UAT - NaranjadeCorazon.com.mx

           

El orgullo de Victoria a 35 años de su fundación profesional

El orgullo de Victoria a 35 años de su fundación profesional

NaranjadeCorazon Alan Cardozo
Cd.Victoria 24 de agosto de 2015

Un día como hoy pero de 1980, el Club Correcaminos se puso en el mapa del fútbol profesional en México, al jugar su primer partido oficial en su historia en el Estadio Eugenio Alvizo Porras ante el Orizaba.

Con poco menos de 150 mil habitantes, Cd. Victoria vio nacer un 24 de agosto de 1980 a uno de sus principales símbolos, el cual en un breve espacio de tiempo se encargaría de glorificar la historia deportiva profesional de la capital de Tamaulipas con el deporte más apasionante de México, el futbol.

Todo empezó en el año 1978, la decadencia del primer equipo profesional de futbol en Cd. Victoria, el Club Deportivo Victoria “Los Cuerudos”, impulsó a las autoridades de la Universidad Autónoma de Tamaulipas para crear un nuevo equipo en el futbol organizado en la zona centro del Estado.

Francisco Adame Ochoa, entonces Director de Deportes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Isaías de León quien era el encargado del área de futbol en la UAT y José Mansur, quien ya había estado involucrado administrativamente en el equipo Cuerudos, formaron un representativo de la Universidad dentro de la disciplina del fútbol, al cual denominarían CORRECAMINOS de la Universidad Autónoma de Tamaulipas con sede en Ciudad Victoria.

La Liga Estatal Universitaria en 1978, La Liga Regional y de las Huastecas y la Liga del Circuito Superior Universitario en 1979, fueron las primeras competencias de trascendencia estatal y nacional para el conjunto de Correcaminos, el cual estuvo integrado con jugadores que eran estudiantes de la UAT, incluso, con extranjeros que en ese tiempo que también eran alumnos, tales como el costarricense Jorge “Tico” Montero y el salvadoreño Mauricio “Cerote” Álvarez.

Melchor Cantú, Silvano Martínez, Ricardo Uribe, Juan Zamarrón, Mauro Martínez, Manuel Zaragoza, Armando García Galán, Jorge Maldonado, Ricardo Uribe y Salvador Carreón, son algunos de los jugadores que conformaron ese equipo.

El combinado de la Universidad, rápidamente empezó a ser un equipo de calidad futbolística, esto les valió para ser denominados “Los Increíbles Correcaminos” por la prensa local debido a sus buenos resultados.

Las victorias vinieron rápido en la Liga Regional y de las Huastecas y en el Circuito Superior Universitario, por lo que el deseo de competir a otros niveles, fue determinante para dar el salto al futbol profesional dos años después de su creación.

EL SALTO AL PROFESIONALISMO

Es así como en 1980 y gracias a iniciativa de José Mansur, quien había fungido como entrenador del equipo durante su etapa semiprofesional, el hoy denominado “Padre de Correcaminos”, asistió ante el Lic. José Manuel Adame Mier entonces Secretario General de la UAT y con el Ing. Humberto Filizola Haces, quien ya ocupaba el puesto de la Dirección de Deportes de la UAT, para plantarles la idea de que este cuadro estaba listo para dar el siguiente paso, Correcaminos estaba listo para dar el salto al profesionalismo y así reactivar el futbol profesional en Ciudad Victoria en la Tercera División Nacional.

José Mansur, tras conseguir el aval de los altos mandos de la UAT, viajó a la Ciudad de México hasta las oficinas de la Federación Mexicana de Futbol con cheques en mano para el pago de la inscripción, fianza y hasta un fondo revolvente que les fue requerido, además de documentos oficiales y fotos de los estadios de futbol de la capital tamaulipeca, para inscribir y fundar, al Club de Futbol Correcaminos de la UAT en el balompié profesional dentro de la tercera categoría mexicana.

El Estadio Universitario, que en noviembre de 1979 había sido inaugurado con dos partidos, el primero entre Correcaminos y Jabatos de Nuevo León y el otro entre las reservas del Pumas y el Tampico Madero, fue elegido como sede inicial para los juegos en casa por estar identificado con los colores universitarios; el Olímpico de Victoria fue registrado como un estadio alterno para el conjunto emplumado.

Pese que en los registros de la Federación Mexicana de Futbol, existió de 1973 a 1976 un equipo representativo de la Universidad Autónoma de Tamaulipas con sede en Tampico en la Segunda División, el Correcaminos de la UAT fundado en 1980 por José Mansur, es un equipo independiente y puramente nacido en Ciudad Victoria.

LA FORMACIÓN DEL EQUIPO

Fue en el mes de julio de 1980 cuando se comenzó a formar el plantel para la Tercera División Profesional de Correcaminos, algunos de los elementos de la etapa estudiantil continuaron, otros por la edad salieron, al igual que los extranjeros quienes no estaban regulados para jugar en la Tercera División.

Gerardo Yáñez Niño, Raúl “Vaca” Alemán, Jaime Martínez, Roberto “Fili” Filizola, Enrique “Muerto” Castañeda, Ernesto “Muga” Maldonado, Raúl “Flaco” Marroquín, Adalberto “Beto” Moreno, Ricardo Romero, fueron algunos de los jugadores que dieron el salto al profesionalismo con la escuadra naranja, incluso Emigdio “Milo” Sánchez, que muy joven fue debutado por Mansur en la Selección Universitaria.

José Mansur para completar el plantel,  fue el encargado de reclutar talento victorense, ese selecto grupo lo integraron Jorge “Negro” Rivera, Fernando Vega, Agustín “Win” Martínez, Hugo Enrique “Gato” Ruiz, Aldo Charles y José Arturo Morris, señalando que varios de ellos destacaron en el  Campeonato Nacional Juvenil “Benito Juárez”.

Guillermo Araya de nacionalidad chilena, fue recomendado a José Mansur para que fungiera como el primer entrenador del equipo. Su cuerpo técnico se complementó teniendo como preparador físico y auxiliar a Fausto Carrera, Eduardo Dimas como masajista, mientras José Dolores Dimas y Reinaldo Gómez fueron los utileros.

José Manuel Adame Mier administrativamente tendría la función como el Presidente del equipo, Humberto Filizola Haces fungiría como Vicepresidente, mientras que José Mansur, fue designado gerente de la institución, con la idea de que se alimentara de los conocimientos futbolísticos de Araya para en un futuro él pudiera tomar las riendas de Correcaminos.

El primer plantel, que su mayoría estuvo integrado por victorenses, empezó su preparación para afrontar su primer torneo profesional ante equipos de la Liga Zona Centro de la ciudad, quienes fueron sus primeros sinodales en juegos amistosos.

La presentación de Correcaminos fue una semana previa al inicio del torneo oficial, donde se contó con la presencia del Club Deportivo Guadalajara. Las Chivas fueron elegidas para la presentación por ser el equipo más representativo de México y por lo tanto la Universidad Autónoma de Tamaulipas fue quién costeó todo el viaje sin que el El Rebaño cobrara un solo peso por el partido.

En el juego ante el Guadalajara que se celebró en el Estadio Universitario, Correcaminos cayó derrotado dos goles por cero, un resultado cómodo para la diferencia de planteles, ya que las Chivas trajeron a la capital tamaulipeca a sus jugadores estelares de Primera División tales como Celestino Morales, Javier “Zuly” Ledesma, Demetrio Madero, Samuel Rivas, Arturo Razo, Luis de la Torre,  Jaime Pajarito, Javier Cárdenas, Hugo Díaz y José Cedano, todos ellos dirigidos por Diego Mercado.

EL DÍA HISTÓRICO Y EL REPUNTE CON MANSUR

La Tercera División Profesional, categoría en la cual fue registrado Correcaminos, competían 48 equipos diversificados por regiones en el país. El equipo de la UAT fue ubicado en el grupo 2 de la Zona Centro donde competiría ante 11 escuadras veracruzanas.

Orizaba, Córdoba, Rio Blanco, Nachital, San Rafael, Universidad Veracruzana de Orizaba, Las Choapas, Universidad de Poza Rica, Universidad Autónoma de Veracruz, Deportivo Minatitlán, Martínez de la Torre, serían los primeros adversarios de Correcaminos en las 22 jornadas en las que consistía la primera fase de esa división.

La cita llegó, la fecha histórica instaurada en el segundo equipo de futbol profesional de Ciudad Victoria fue un 24 de agosto de 1980 a las 10:30 de la mañana en el Estadio Universitario, ahí Correcaminos jugó su primer partido oficial ante el equipo de Orizaba.

Escaso fue el público victorense que acudió a esa cita en la que se debutaría cayendo dos goles por uno, ya que existía incredulidad en el nuevo proyecto futbolístico encabezado por la Universidad, además de que aun se vivían los estragos de la desaparición del emblemático y aguerrido equipo “Cuerudos”.

Relatos de José Mansur señalan que al primer partido oficial de Correcaminos asistieron menos de 100 aficionados con boleto pagado.

La histórica alineación de Correcaminos que se presentó aquella cálida mañana del verano de 1980 estuvo integrada por Enrique “Gato” Ruiz en la portería, Roberto Filizola, Enrique Castañeda, Agustín Martínez y José Luis “Chocolate” Castillo, aparecieron como defensores.

En la media cancha jugaron Ernesto Maldonado, Emigdio “Milo” Sánchez y Eduardo Gil.

Completaron el once inicial Adalberto Moreno, Jorge Arturo “Negro” Rivera y Fernando Vega, este último fue el encargado de convertirse en el primer anotador en un partido oficial de la franquicia. También ingresaron de cambio Eduardo Turrubiates y Ramiro Nava.

Luego de tres jornadas en el campeonato, Correcaminos acumuló la misma cantidad de derrotas bajo la dirección técnica de Guillermo Araya, situación que obligó  la Dirección de Deportes de la UAT a tomar la decisión de despedir al chileno del banquillo.

Humberto Filizola Haces, giró la orden a José Mansur para que se encargara de despedir a Guillermo Araya de la dirección técnica del equipo, puesto que ocuparía él mismo  desde la fecha 4.

Mansur, además de tener experiencia en el ámbito futbolístico donde fue jugador, entrenador, directivo y hasta árbitro, tenía estudios de Psicología, lo cual serviría para cambiarles la mentalidad a sus jugadores.

La motivación fue determinante para exprimir el esfuerzo de los jugadores en sus partidos, la base ya era conocida desde su etapa semiprofesional.

En su cuarto compromiso oficial y el debut de José Mansur como entrenador, Correcaminos recibió al equipo de Nachital y con solitaria anotación de Aldo Charles, el equipo azulnaranja logró su primera victoria en su historia en el Estadio Universitario.

Una semana después Correcaminos ganó por primera vez en calidad de visitante ante el equipo de San Rafael.

La escuadra de José Mansur fue varias veces superlíder en el torneo, accediendo a la siguiente etapa de liguilla ante siete equipos y finalmente a la ronda de semifinales en contra de otros tres.

La racha exitosa de Correcaminos empezó desde la fecha 8, en la que acumuló 30 partidos sin perder, racha a la que le pondría fin el Córdoba en la segunda fase liguilla, etapa en la que ya se jugaba un puesto para ascender a la Segunda División Profesional.

EL ÉXITO ACOMPAÑADO DE LA TRAGEDIA

La benevolencia del reglamento de la Tercera División de aquellos años, permitía a la directiva registrar jugadores incluso días antes de los juegos.

Parte del repunte de Correcaminos en el torneo, se debió a que se integraron en el transcurso de la temporada jugadores jóvenes provenientes del equipo que con el tiempo se volvería el rival deportivo más odiado de los plumíferos, el Tampico Madero.

Juan Carlos Vega, Juan Pedro “Lacra” Salazar, Cesar “Huevo” Santiago y Oscar “Pirri” Saucedo, se acoplaron al talento y garra de los jugadores victorenses. También llegaron Raymundo Ramón originario de Ciudad Acuña, Coahuila y Miguel Ángel Charles originario de Linares, Nuevo León.

Correcaminos se volvió a un equipo imbatible en casa y respetado fuera de ella, siempre yendo al frente en busca del resultado, los sistemas de juego poco importaban, se jugaba a ganar o ganar y por supuesto, por amor a la camiseta.
Sin embargo, el éxito que empezaba a tener Correcaminos en el futbol profesional llegó acompañado de una tragedia.

La mañana del 25 de octubre la recién creada institución profesional se vestiría de luto, ya que su capitán y defensor Roberto Filizola González con apenas 23 años de edad, en un accidente automovilístico cerca de Llera Tamaulipas perdería la vida un día antes de disputar la fecha 10 en casa ante el Minatitlán.

Al día de hoy, una placa en memoria del “Fili”, como se le conocía al finado jugador de Correcaminos, luce en la entrada principal del Estadio Universitario, misma que fue develada un año después de su fallecimiento.

El espíritu de este equipo, logró que Correcaminos se sobrepusiera a ese hecho trágico, hasta llegar a las semifinales del torneo, donde buscaría llegar a la Segunda División enfrentándose a equipos como el Córdoba, Celaya IMSS y el Atlético Valladolid.  

Finalmente, el Córdoba seria el equipo que ascendería tras obtener mejor puntaje luego de enfrentarse los cuatros equipos a visita reciproca.

LOS PILARES DEL ORGULLO DE VICTORIA

El apoyo moral y económico en la fundación de Correcaminos estuvo totalmente respaldado por la Universidad Autónoma de Tamaulipas y de su rector Jesús Lavín Flores.

Su proyección y difusión ante la afición al futbol, que poco a poco se fue involucrando con el equipo, fue gracias a el Gobernador de Tamaulipas de ese periodo, Enrique Cárdenas González, que por medio de su radiodifusora y prensa escrita con comunicadores como Carlos Adrian Avilés, Andrés García, Eleno Vogel, le dio mucho apoyo e impulso al equipo.

La buena temporada de Correcaminos en su debut en el profesionalismo, construyó los cimientos de una nueva relación sentimental con el equipo profesional en Ciudad Victoria más exitoso de su historia, relación que luego de 35 años de aquel debut en el profesionalismo sigue derrochando amor, alegrías, tristezas y enfados, sentimientos provocados por una emoción única, la cual mantiene vivo a este equipo en el futbol profesional.

A 35 años de la fundación de Correcaminos de la UAT, dedicamos este humilde reconocimiento a todo plantel de la Temporada 1980-1981, los pilares del equipo que enorgulleció a Ciudad Victoria, por sus triunfos y por poner todo su talento futbolístico y amor a los colores universitarios.

NOMBRE

 

Hugo Enrique Ruíz

Jugador

Gerardo Yáñez Niño

Jugador

Juan Carlos Vega

Jugador

Roberto Filizola

Jugador

Enrique Castañeda

Jugador

José Luis Castillo

Jugador

Raymundo Ramón

Jugador

Ernesto Maldonado

Jugador

Eduardo Turrubiates

Jugador

Oscar Saucedo

Jugador

Emigdio Sánchez

Jugador

Juan Pedro Salazar

Jugador

José Arturo Morris

Jugador

Raúl Alemán

Jugador

Jaime Martínez

Jugador

Raúl Marroquín

Jugador

Fernando Vega

Jugador

Adalberto Moreno

Jugador

Jorge Arturo Rivera

Jugador

Cesar Santiago

Jugador

Miguel Ángel Charles

Jugador

Aldo Charles

Jugador

Eduardo Gil

Jugador

Ricardo Romero

Jugador

Ramiro Nava

Jugador

Agustín Martínez

Jugador

José Manuel Adame Mier

Presidente

Humberto Filizola Haces

Vicepresidente

Enrique de la Garza Ferrer

Secretario

Guillermo Araya

Entrenador

José Mansur

Gerente y Entrenador

Fausto Carrera

Preparador Físico

Jorge Montero

Auxiliar

José Dolores Dimas

Utilero

Eduardo Dimas

Masajista

Reinaldo Gómez

Utilero

Ir arriba