Club de Fútbol Correcaminos UAT - NaranjadeCorazon.com.mx

           

Una efímera rivalidad

Una efímera rivalidad

NaranjadeCorazón Alan Cardozo

Cd. Victoria 24 de agosto de 2015

Ambos están en los recuerdos de los victorenses, quienes han vivido sus diferentes altibajos en sus andares de su existencia deportiva, regocijando o entristecido sus corazones que solo provoca la pasión por el futbol.

El Club De Deportivo Victoria, “Cuerudos” y los Correcaminos de la UAT, vivieron una efímera rivalidad a finales de los años 70´s, en el ocaso del equipo que fundó Don Simón Lan en 1959 y cuando el equipo representativo de la Universidad Autónoma de Tamaulipas empezaba figurar en el balompié local con su Selección Universitaria.

Cuenta la historia su rivalidad inició administrativamente, luego de que fueron varias manifestaciones de protesta por parte de los jugadores de la entonces Selección Universitaria, al grado de que llegaron a suspender un partido oficial del “Cuerudos”, por el hecho del que el Club Deportivo Victoria se negaba a dar un aval para que los de la UAT pudieran ingresar al profesionalismo en la Tercera División.

“Eduardo Adrian de Sámano, Presidente de la Tercera División, en un principio ya había aceptado el integrar a la Universidad en la Tercera División, pero posteriormente nos manifestó, que el Consejo Nacional que lo conforman Presidentes de los Clubes de Primera, Segunda y Tercera División y hasta el Sector Amateur, había fallado en contra de nosotros, por lo cual consideramos una burla, no solo para la Universidad, sino para la afición y debido a eso, seguiremos luchando por defender nuestros derechos”, eran las declaraciones de Rigoberto García Balderas Presidente de la Liga Universitaria una nota periodística de aquellos años.

La situación económica del Patronato que manejaba al equipo “Cuerudos” no era del todo buena, lo cual provocó que el equipo de toda una tradición en la capital de Tamaulipas cayera hasta la Tercera División en 1978.

Mientras tanto, la Selección de la UAT empezaba a destacar en campeonatos estatales y regionales, incluso, tuvieron su primera gira internacional en Houston donde obtuvieron buenos resultados.

Pero el destino les tenía preparado que se vieran las caras en algún momento de su vida.

Fue así, como en el mes de octubre de 1979, ambos equipos chocaron en la cancha del Olímpico Victoria en un partido amistoso que a la postre terminaría suspendido luego de que los ánimos de calentaron, terminando en una bochornosa bronca en la que el árbitro prefirió dar por terminado el encuentro cuando Correcaminos ganaba dos a uno.

“Tal y como se esperaba, el juego entre Correcaminos y Cuerudos resultó caliente y finalizó antes de que el público invadiera la cancha”, titulaba la crónica del partido.

La mecha se encendió cuando Ernesto Chapa, jugador de Cuerudos, fue perseguido por Ernesto “muga” Maldonado, vaciándose las bancas de ambos equipos, provocando una lamentable bronca dentro del campo.

El silbante José Antonio Barrios como pudo, logró que el juego siguiera, para entonces los Correcaminos ya ganaban dos a cero el encuentro con goles de Raúl Marroquín y Ricardo Romero.

Vino el gol que acortó distancia para los Cuerudos y minutos después, una dura falta de Mauro Martínez de Correcaminos sobre Ernesto Chapa, provocó de nueva cuenta la gresca de un partido caliente de principio a fin.

El partido fue suspendido, quedando en el anecdotario la vez en que los únicos equipos de futbol que han representado a Cd. Victoria a nivel profesional tuvieron una efímera rivalidad que hasta la fecha, muchos se siguen cuestionado cual de los dos equipos ha sido el mejor a través de los años.

Ir arriba