Club de Fútbol Correcaminos UAT - NaranjadeCorazon.com.mx

           

Políticos de la patada

Hay quien dice que el deporte de las patadas es como la política, apasiona, mueve multitudes y al final de cuentas, son la mayoría los que terminan siendo defraudados al no cumplirse los objetivos trazados durante una campaña, siendo solo unos cuantos los beneficiados.

Aun así, el futbol y la política han estado ligados gran parte de su existencia, dependiendo ambos el uno para el otro, donde el fenómeno de la pelota, resulta ser una catapulta para personajes con aspiraciones políticas y una responsabilidad más, para aquellos que cumplen con el compromiso de servir a la sociedad.

En Correcaminos no ha sido la excepción, al ser un equipo apoyado por el Gobierno del Estado y por la misma Universidad, la institución de futbol de la capital, ha sido y es un fenómeno de distracción para la ciudadanía, en vistas de propagarlo por todo el Estado, como un ejemplo de identidad, orgullo y reconocimiento, en cada rincón de los 43 municipios de Tamaulipas.

Gobiernos han pasado, unos apoyando al equipo, algunos otros no tanto y otros que contribuyeron dejando un legado a la sociedad gracias al fenómeno futbolístico llamado Correcaminos.

En esta ocasión, echamos andar la memoria, recordando Gobiernos y a personajes relacionados con Correcaminos que llegaron a las más altas esferas políticas, pasando del futbol al curul para servir a la sociedad.

SIETE GOBIERNOS Y SU CONTRIBUCIÓN AL CORRECAMINOS

Fueron dos años los que Enrique Cárdenas González alcanzó a estar en gestión como Gobernador de Tamaulipas cuando Correcaminos iniciaba en el futbol profesional al inicio de los años 80´s.

Previamente en 1979 había inaugurado el Estadio Eugenio Alvizo, sede principal de los eventos deportivos de la Universidad y primera casa de Correcaminos, en un partido amistoso entre las reservas de Pumas y el Tampico Madero.

Sin embargo, fue como empresario, apasionado por el futbol y de su ciudad, como Don Enrique Cárdenas ha contribuido en la imagen directamente del equipo durante sus casi 33 años de existencia, por medio de sus empresas de comunicación, siendo participe en las glorias y fracasos del equipo tamaulipeco.

Cuenta la anécdota que Cárdenas González defendió a capa y espada a la sociedad victorense y a Correcaminos, cuando fueron discriminados por un comunicador a nivel nacional después de llegar a Primera División; gracias a la valentía y agallas del que fuera Gobernador del Estado quedó como una de esas ricas anécdotas en Correcaminos.

El Dr. Emilio Martínez Manatou, fue otro Gobernador del Estado en gestión, a quien le toco ver crecer a la institución universitaria en el balompié de la Segunda División.

Bajo su mandato, fue el encargado de recibir el Trofeo de Campeones de la Temporada 82-83 de la Segunda División B en el Estadio Universitario, acompañado de las autoridades universitarias del deporte, quienes reconocieron a la plantilla azulnaranja mediante la entrega de trofeos individuales.

1987 es el año más importante dentro de la historia del Club Correcaminos, bajo el Gobierno de Américo Villarreal Guerra, el equipo de la UAT se consagró como campeón absoluto de la Segunda División, logrando el derecho de ascender a Primera División.

Muchas versiones empezaron a surgir después de consagrarse campeón, en torno a que si Ciudad Victoria contaría con un equipo de primera, ante la falta de instalaciones para albergar los partidos de futbol ante los mejores equipos de México.

Fue precisamente un 24 de junio de 1987, en la grama del antes llamado Olímpico Victoria, donde Villarreal Guerra, ante cerca de 30 mil aficionados dio la bienvenida al equipo de Diego Malta con el trofeo de campeón, siendo el capitán Javier Garibaldi el encargado de agradecer el apoyo al mandatario tamaulipeco.

El Gobernador respondió, ante una algarabía de aplausos generada por sus palabras, que las instalaciones de la Unidad Deportiva Adolfo Ruiz Cortines serian remodeladas, para cumplir con los requisitos de la Federación Mexicana de Futbol que antes no era tan exigentes.

Su Gobierno cumplió, gracias a una labor de día y noche de cientos de trabajadores que se encargaron de remozar y ampliar el estadio de una cantidad de 10 mil a 18 mil espectadores, para dejarlo listo dos meses después para su debut en la máxima categoría.

Correcaminos descendió en su primer temporada en Primera División, sin embargo, nuevamente Américo Villarreal Guerra entró al quite, junto a empresarios de la localidad, celebrando un contrato de compra venta por la franquicia de los Coyotes del Neza, trato que se celebró en el mismo palacio de gobierno con el entonces dueño del equipo de Netzahualcóyotl, José Antonio García.

Villarreal Guerra dejo el poder en 1993,  entrando en su lugar Manuel Cavazos Lerma, Gobernador que se caracterizó por la falta de interés y apoyo en el equipo plumífero, al grado que en más de una ocasión se rumoró la salida de Correcaminos de la capital para emigrar a Tampico o a Matamoros, esta última ciudad de donde Cavazos Lerma era nativo.

Seis años con poco apoyo culminaron en 1999 con la llegada de Tomas Yarringtón Ruvalcaba, quien desde su mandato, supo bien aprovechar la imagen de Correcaminos, logrando conformar una sociedad tripartita entre el Gobierno, Universidad y una empresa cervecera para inyectar recursos y subir al equipo a Primera División.

La poca seriedad en el trabajo, aunado a contar con dirigentes y promotores que solo buscaban el beneficio personal, la sociedad en mención no logró fructificar su objetivo, quedándose muy cerca de aspirar a lo grande en varias ocasiones.

Eugenio Hernández Flores, victorense de nacimiento, fue otro Gobernador que se caracterizó por impulsar el apoyo a Correcaminos en busca del ansiado retorno a Primera División.

En su Gobierno, se conformó un grupo de dirigentes jóvenes, visionarios y comprometidos con su ciudad, que salvaron de la desaparición del equipo por la falta de interés del entonces rector de la Universidad, Jesús Lavín Santos del Prado, quien se quería deshacer del equipo por la carga financiera que representaba.

En su gestión el estadio fue remodelado, con empastado, alumbrado, butacas, sistema de riego, de primer nivel, que sin embargo, el logro deportivo anhelado tampoco nunca llego.

El séptimo Gobernador en el periodo de vida de Correcaminos, Egidio Torre Cantú, logró en un año de gestión la consagración deportiva del equipo, terminando con 24 años de sequia, coronando con un campeonato el futbol profesional, quedándose muy cerca de regresar a Primera División.

El duro golpe de perder una final de ascenso, inyectó más fuerzas al actual Gobierno, que le cambio la cara a la casa de Correcaminos, además de crear escuelas de futbol por gran parte del Estado y teniendo como objetivo final, ser campeón de ascenso a corto plazo.

DEL FUTBOL AL CURUL

No solo Correcaminos ha recibido apoyo de Gobierno, si no de él también han salido personajes que han servido a la sociedad, dejando el deporte de las patadas, para estar del otro lado en un puesto público de muy alto rango.

CHABELO, CATAFIXIANDO EL FUTBOL POR LA POLITICA

Uno de ellos fue José Isabel Trejo, un jugador de Correcaminos en el periodo de 1984 a 1986, que se desempeñaba como mediocampista, iniciando su carrera con la desaparecida Ola Naranja de Zacatecas, Estado de donde era nativo.

“Chabelo” Trejo dejó el futbol y estudió la carrera de Contador Público, estudiando un lapso en la misma Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Regresó a Zacatecas donde se desempeñó como dirigente en medios de comunicación y tiempo después, se convirtió en Diputado Federal y Senador de la Republica por Zacatecas, fungiendo como Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público hasta el año pasado por el partido que gobernaba al país.

Actualmente José Isabel Trejo se le liga como propietario del equipo se Segunda División Premier, las Águilas Reales de Zacatecas.

¿EJEMPLO O CAPRICHO?

Su apellido siempre ha estado ligado a la historia del Club, iniciando como vicepresidente del equipo, con su puesto de Director de Deportes de la UAT, Humberto Filizola Haces, fue un personaje vital para que Correcaminos creciera y se mantuviera por ocho años en Primera División.

Su pasión por el deporte, y siendo rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, tuvo la oportunidad de participar en un partido oficial de futbol Correcaminos, hecho que fue criticado no tan positivamente y que  sigue siendo tema de conversación en medios nacionales cada vez que juega Correcaminos.

Pese a que algunos lo señalaron como un capricho, Filizola Haces, ostenta el record vigente en el futbol mexicano al ser el jugador de mayor edad en debutar en Primera División.

Tiempo después de terminar su rectoría en la UAT, dio el salto a la política donde se desempeño como Diputado Federal del Estado de Tamaulipas.

EL EMPRENDEDOR Y CARISMATICO DIRECTIVO

Otro personaje ajeno al futbol, pero si a la directiva, fue Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien fuera  vocal en el Patronato que dirigió los destinos de Correcaminos a finales de la década de los 80's.

Exitoso empresario, Cárdenas Gutiérrez fue invitado al Patronato, donde aportó recursos para mantener a Correcaminos en Primera División por un breve lapso.

Su carisma y su preparación política lo llevaron a la alcaldía de Cd. Victoria en 1993, pasando a la historia como el primer candidato de oposición en lógrarlo.

Su estancia en el puesto público no fue pretexto para seguir su pasión por sus Correcaminos, quien siempre estuvo al pendiente del equipo acompañándolo con la afición en la tribuna de sol general en su época como Alcalde y tiempo después llegó a ser Diputado y Senador  por su estado Tamaulipas.

Ir arriba

¡Gracias!

Gracias a tu apoyo en estos 7 años de NC, síguenos en redes sociales y vamos por los 2,000,000 de visitas!

# Visitas

2495779